Posts etiquetados ‘iTunes’

Hace un año y medio compré un MacBook después de haber estado siempre usando PCs con el sistema operativo Windows.

Mi primera impresión fue que el ordenador venía equipado con todo el software que necesitaba. Echaba de menos la vieja manera de hacer las cosas, pero iba descubriendo poco a poco que con el Mac podía hacer lo mismo que antes de una manera distinta.

He de confesar que todavía no he usado nunca algunas de las aplicaciones que venían en el paquete básico de software (lo que hoy se llama iLife, de la manera un tanto pretenciosa en la que están cayendo cada vez más hondo los de Apple, pero esa es otra historia, la de las formas, ahora quería hablar sólo de los contenidos): el Chess, el Automator, el iChat y unos pocos más son territorios desconocidos.

¿Las que más uso? iDVD, iMovie (pero iMovie HD, mucho mejor que el nuevo iMovie), iPhoto, Preview, iCal.

Básicamente, lo que tienes que hacer al principio es poco: descargar iTunes y, si no puedes vivir sin Word, PowerPoint y Excel (a los que es difícil reemplazar, pero no imposible), comprar el Microsoft Office para Mac.

La siguiente lista incluye otras aplicaciones gratuitas que he ido descubriendo y adoptando en este año y medio, y que han hecho mi trabajo con el Mac más fácil y eficaz.

SKIM Lector de PDF, permite anotar el texto y guardar las anotaciones. Más completo que Preview.

HANDBRAKE Excelente para convertir DVD en archivos que puedes guardar en el disco duro, cambiar el formato de archivos de vídeo o crear ficheros con sólo un capítulo de una película. También para subtitular.

APPCLEANER Eficaz a la hora de desinstalar aplicaciones y mandar sus archivos asociados a la papelera.

NOTATIONAL VELOCITY Sencillo, increíblemente sencillo, y muy rápido. Para tomar notas y tenerlas guardadas en el ordenador. Para buscar en ellas basta empezar a escribir en la casilla del título.

FIREFOX Yo lo prefiero a Safari, o al menos lo prefería, aunque ahora no lo tendría tan claro porque la verdad es que Safari ha mejorado desde que yo lo dejé. Ahora simplemente me resisto a cambiar otra vez de navegador. Hay otras alternativas, como el de Google, Chrome, o el que tiene fama de más rápido, Opera.

VLC Para reproducir vídeos en formatos no aceptados por iDVD, iTunes o Quicktime. Necesario para trabajar con Handbrake.

Algunas de estas aplicaciones están también disponibles para Windows.

Ya he hablado de Jing, Audacity y Scrivener, así que no voy a repetirme ni extenderme más.

Se esperan y agradecen sugerencias y comentarios.

¿Qué pasa si queremos hacer un podcast usando en él el sonido de un vídeo? En otras palabras, ¿cómo podemos conseguir un archivo de audio partiendo de un archivo de vídeo?

Supongamos que tenemos un archivo de vídeo en MP4, que es uno de los formatos más habituales cuando bajamos un vídeo de YouTube o pasamos una película al disco duro con una aplicación como Handbrake (que tiene un icono espantoso, pero es una aplicación excelente).

Lo más fácil es bajar e instalar la aplicacion gratuita MPEG Streamclip (hablando de aplicaciones excelentes: ésta tiene incluso versión de Mac y Windows). Luego, sólo tenemos que abrir el archivo de vídeo y pulsar File/ Export Audio.

Si por algún motivo no tenemos Squared 5 y no queremos o no podemos instalarlo, hay un camino alternativo.

1. Si tenemos Quicktime Pro, debemos pulsar Comando+J para borrar el vídeo del archivo MP4.  Esto nos deja un archivo con la extensión .mov, que tenemos que cambiar manualmente a .m4a. El resultado es un archivo de audio que podemos abrir en iTunes e importar en iMovie o Audacity.

2. Si no tenemos Quicktime Pro, simplemente cambiamos la extensión del archivo manualmente, de .mp4 a .m4a.

La diferencia entre 1. y 2. es una cuestión de tamaño: en el segundo caso, la información de vídeo sigue codificada en el archivo, por lo que éste tendrá un tamaño mayor. En el primer caso, el archivo resultante sólo tiene información de audio. Naturalmente, si trabajamos con archivos pequeños nos dará lo mismo, pero no si trabajamos con archivos de larga duración.

En cualquiera de los dos, si queremos un archivo en MP3 (y no en M4A o AIFF), sólo tenemos que usar Audacity: primero importamos el archivo en M4A y luego lo exportamos en MP3.